Archivo de la categoría: Poesía

El mundo de Lucía (Zapata)

(TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS)

images3

EL PRINCIPIO DEL FIN

Ya no tiemblo cuando tu lengua brota desde mis labios

tus manos ya no exploran mis entrañas,

todo se rompió en mi vientre.

Ya no se mezclan tus dedos con mis muslos,

ya no sufro de placer mirándome dentro de ti.

Se fue el latir de mis pechos lejos de tu almohada

mi saliva ya no siembra en tu cuerpo,

no escucho el tintineo de tus pies en mi espalda;

ya no fluye a borbotones mi ser en tu boca

Quiero volver a sentir tus dedos tamborileando en mi alma…

 

 

SUEÑOS

I

Me recuerdas a alguien que jamás he visto, a un breve deseo

tus manos las llevo metidas en mi espalda,

ovilladas como a un suspiro.

Retengo en mi boca tu sabor dulce que nunca he probado

tu aliento viaja conmigo en mi nuca;

mi almohada guarda doblado tu olor en un pliegue escondido

mis muslos tienen tatuados tus huellas invisibles.

 

 

85b08e8f9acb8b5a08c9f7824b7da4d8

DESPEDIDA

II

Si te vas mi lado izquierdo quedará huérfano de manos

la luz se volverá oscura y pesada

mi cama coja de deseo acabará sonámbula.

Si te vas me quedaré suspendida de tus palabras

con mis ojos arrancados por la duda de quedarme

mi piel se cuarteará como la tierra seca y rugosa.

Si te vas todo quedará arrasado en mi pecho

las uñas ensangrentadas por el peso de la culpa

mi pelo se enmarañará tejido por la amargura.

 

 

AUTORRETRATO

I

Yo.

La de la culpa incrustada en el pecho,

la que te agarra las manos siempre,

la que sostiene la mirada

la que no se mira dentro

la de los ojos tristes, profundos

la que llora por tu dolor

la que se esconde del suyo,

1900195la que miente por no dañarte

la que se miente y se daña,

la que nunca te fallará

la que siempre se falla,

la que mira, la que calla…

La que te quiere incondicionalmente

la que se quiere con condiciones,

la que quiere que luches sin tregua

la que se rinde cuando tropieza,

la que te admira por valiente

la que se lamenta cobarde,

la que mira, la que calla…

La que te pone los pies en la tierra

la que vive colgada de un sueño,

la que quiere irse lejos

la que siempre se acaba quedando,

la que te consuela cuando sufres

la que no sabe consolarse,

la que quiere que cumplas tus sueños

la que ya renunció a los suyos,

la que mira, la que calla…

La que se atraganta con sus verdades

Yo.

 

images2

III

Me gusta caminar sola por ciudades sin nombre mientras cuento escalones para calmar mis manos ansiosas,

descubrir paraísos ajenos mientras duermo enrollada en tu vientre partido,

pasear junto a tus manos soñadoras y claras dejando que me muestren el sendero,

huir descalza de los bosques de tus promesas no cumplidas

evitando que me pises los pies heridos por el hilo de tus palabras rotas,

que acomodes mi pelo en silencio, mirándome desde lejos ciego de deseo

fumar en la ventada encaramada, muda, bañándome con la oscuridad fría.

Aferrarme a las cadenas rotas de tu egoísmo que dices cuando no me miras

cerrar las puertas que otros abren y asomarme dentro de tus sueños,

alejarme a hurtadillas de tus besos con el aliento entrecortado

con verdades vertidas en frascos de desaliento derramado, ya vacíos.

 

Anuncios

Un poco de poesía.

menopause

PAUSIA

Navego en una barca de madera sobre oceánicas y verdosas aguas de Bach: 
REMO, REMO, REMO, REMO…
“¿Adónde voy en esta inmensidad?”, musito.
 
“Hacia ti misma y a los demás”, contesta mi voz de niña de seis años agazapada en el hueco de babor.
 
“¡ Patri, polizona, eras tú quien reía, lloraba, bailaba, achuchaba…!” 
” ¡ Matri, me ves !”
 
Nos miramos a los ojos y una música de arpas nos acerca al abismo de nuestra historia personal; la película se proyecta ante nosotras una vez más. Cogidas de las manos giramos rápidamente dentro del torbellino que azota el bote; una intensa fuerza centrífuga nos quiere lanzar estrepitosamente fuera de esa concentración luminosa.
 
Es la mente dual que imanta con vehemencia. 
 
Al rato, una espada mántrica corta de tajo la identificación y la barca se para sobre el mar calmo.
 
Respiro el tránsito hormonal.
POR Matricia Lana.