Archivo de la etiqueta: invidente

Valeria, invidente y refugiada. Ucrania, 25 años. (Parte II)

valeria 2

REFUGIADA.

Valeria: Hubo un ataque en mi ciudad. Escuchábamos bombas todas las noches, no podíamos dormir. La situación era cada vez más complicada, no había comida, dinero ni trabajo, las carreteras cortadas así que tuve que irme con mi familia a un campo de refugiados durante cuatro meses. El campo era como un hostal normal, adaptado a los refugiados por el gobierno. En mi casa hay bastantes animales así que mi padre se quedó allí. Nada más empezó nuestra relación ocurrió esto, me generó mucha incertidumbre e inseguridad. La primera vez que (Emil) me dijo que me amaba se me quitaron los miedos.

Había desayuno a las 8am y luego podías hacer lo que quisieras. Podías ir a la playa. A las 12pm había la comida, luego a las 4pm había actividades, cantábamos. Luego había comida a las 7pm, y después una discoteca para los niños.

Estaba bien pero después de cuatro meses hartaba. La gente que había en mi campamento era de mi región. Estábamos estresados por nuestros familiares. No había cobertura. A veces estábamos una semana sin saber de mi padre. Algunos de los refugiados recibían salario. Por ejemplo mi hermana trabajaba en la cocina y cobraba. Allí conoció a su novio. Cuando se suavizaron los ataques decidimos volver a casa.

Recuerdo cuando íbamos al campamento una chica venía con nosotros y estuvo todo el camino llorando porque le había alcanzado la metralla en los ojos. Mi hermano no quería venir porque no quería separarse de sus amigos. Más tarde tuvo que irse a Rusia porque empezaron a perseguir a todos los jóvenes fuertes que estaban en el campamento para alistarlos en el ejército contra su voluntad. Estuvo trabajando en casa de una tía nuestra durante dos meses. Mi padre me dijo que cuando empezaron los ataques las tiendas sólo abrían una hora al día, de 4 a 5 de la tarde.

También hay mucha manipulación en los medios. Mi madre me cuenta una cosa, en la tele sale otra. Tengo un amigo sirio y le pregunté por el conflicto en Siria. Me dijo: “Mira, nosotros estamos cansados de unos y otros. Cada uno tiene su interés. Nadie hace nada sólo por ayudar.”

MMSS: ¿Cómo ha sido vuestra experiencia como refugiados en España?

Emil: Nosotros siempre hemos tenido mucha suerte. Hay gente en el CEAR que dicen que les han tratado de pena, y sin embargo nosotros no tenemos queja ninguna. En general son todas personas maravillosas.

Valeria: La verdad es que yo estoy muy agradecida al CEAR. No conozco a la Cruz Roja, pero desde luego para mí el CEAR es lo mejor para los refugiados.

Nos costó mucho trabajo conseguir los documentos. El cónsul de España no nos quiso dar el visado para venir.

Emil: Ponen requisitos para que sólo vengan ricos. Te piden tener 60.000€ en la cuenta o un sueldo mínimo de 2.000€ mensuales sólo para mantenerla a ella. Al final encontramos una empresa que nos ayudó. Después de eso ya haces la demanda de asilo, una vez estás ya en España.

Una vez en España estuvimos unos meses viviendo en casa de mis padres hasta que pedimos el asilo. En la siguiente fase del proceso de acogida recibes un dinero para gastos mínimos de alquiler y manutención. Yo trabajo para una empresa de eventos, pero me llaman de higos a brevas. Muchos meses andamos apretadísimos.

Valeria: Lo importante es que nos llega para comer.

MMSS: ¿Podrías contarme un poco el proceso de demanda de asilo?

Valeria: Primero vas a la comisaría con la solicitud rellena, la copia de tu pasaporte, y con tu autobiografía donde explicas todos los motivos por los que quieres pedir el asilo. Pasas una entrevista donde te cogen las huellas. A partir de ahí estás en fase de estudio. Si Madrid quiere estudiar tu caso, te dan una tarjeta roja que se renueva cada seis meses. Con la segunda tarjeta roja ya te dan el permiso de trabajo. Si Madrid deniega tu caso, puedes reclamar. Hasta entonces estás en el centro de refugiados. Yo estuve desde mayo del 2016 hasta noviembre. La fase de acogida es seis meses. La segunda fase también son seis meses donde te siguen dando ayudas de alquileres etc. La tercera fase depende de cómo esté tu situación. El trabajador social estima si tú estás ya valiéndote por ti mismo o no, si tienes trabajo, si no…Si no te pueden prorrogar seis meses más.

MMSS: ¿Para una persona invidente como tú son las mismas condiciones?

Valeria: Sí, es lo mismo. Mi trabajadora social me está ayudando. Me han dicho que es muy difícil encontrar trabajo siendo extranjero. La ONCE no te ayuda si no tienes la nacionalidad. Estamos buscando apoyo de contactos, amigos…Le he dicho a Emil que nos vayamos a trabajar a Campanilla de teleoperadores.

valeria 3

UCRANIA Y RUSIA.

Valeria: En Europa muestran una imagen distorsionada de Rusia. No es tan mala como dicen. El conflicto en Ucrania era un conflicto entre los civiles y el ejército ucraniano. El territorio donde yo vivía estaba en condiciones muy malas. No teníamos agua corriente, las carreteras estaban hechas polvo. Los ciudadanos querían invertir el dinero que generaban con su propio trabajo en arreglar todo esto. Pero el gobierno quería quedarse con ese dinero para invertirlo fuera de nuestro territorio, siendo éste el más rico del país por sus recursos mineros y sus industrias.

Yo soy de una ciudad chiquita llamada ….. que está en la frontera con Rusia.

Rusia es el único país que nos ha ayudado. Ucrania nos cortó la luz y el gas en pleno invierno. Putin en dos días apareció con la luz y el gas, y siempre mandaba camiones con comida y medicina. Si no nos hubiera ayudado Rusia no sé cómo habríamos sobrevivido. Ahora nos llaman los prorrusos.

Ucrania se ha vuelto ultraderechista. Lo que más me duele es que mis abuelos han luchado contra el nazismo, y ahora se ven en esta situación. El 9 de mayo era una fecha importante porque simbolizaba el final de la IIGM, y ahora ya no se celebra.

Lo más gracioso es que dentro de Ucrania había gente que no sabían que había guerra en su propio país. El gobierno prometió muchas cosas pero luego ha cambiado el programa. Todavía en algunas ciudades hay disparos, hay muertos…Hay mucha gente que dice: “Mi hijo que tiene 16 años ha recibido una carta para entrar al ejército.”  Están obligados.

Emil: De hecho, su cuñado estaba continuamente huyendo porque le obligan a ir al ejército. Hacen controles de carretera y te paran en mitad de tu viaje. Tuvieron que dar un rodeo enorme por la parte prorrusa para poder pasar al otro lado de Ucrania. El ejército ucraniano te trata como un perro, sin embargo, según mi experiencia, los controles de Rusia hacían lo normal, te pedían la documentación, etc pero te dejaban pasar normal.

Valeria: yo tengo amigos que están en contra de Rusia también, pero no hablamos de política.

Emil: La gente que vive en la parte ucraniana tiene una visión muy mala de la parte prorrusa. Creen que son bestias. Muchos no querían ni ir. Unos amigos de Valeria pensaban así hasta que fueron y vieron que no era lo que decían, incluso dijeron que eran más simpáticos que los de la parte ucraniana.

Valeria, invidente y refugiada. Ucrania, 25 años. (Parte I)

Valeria, así quiere que la llamemos, veía sólo colores y sombras cuando era pequeñita. Poco a poco dejo de ver totalmente. Aún así está contenta por tener la suerte de poder combinarse la ropa a su gusto. Le gustan los colores claros y llamativos porque se siente muy cómoda. Emil, su pareja, sin embargo se mete con ella de broma y la llama choni porque se puso un vestido verde chillón con lunares negros. Nos reímos.

Valeria: En mi familia somos seis: mi madre, mi abuela, mi padrastro que es como mi padre, mi hermana, mi hermano y yo. Tengo 25 años.

En Ucrania estuve 12 años internada en una escuela para ciegos. Después entré en la Universidad para estudiar Filología Hispánica. Yo era la única invidente de la facultad.  Me dijeron directamente que nadie me lo va a poner más fácil por ser ciega, que me iban a exigir lo mismo que a una persona normal. En el tercer curso empezó en Ucrania el conflicto civil y no he podido terminar mis estudios. Nuestro territorio se separó y el gobierno ucraniano nos abandonó a nuestra suerte.

Valeria y Emil tienen un pajarito. Ella me cuenta que siempre quiso tener uno. Su padre le decía: “Si tuvieras un pájaro te irías volando con él.”

valeria

Valeria: Yo desde niña le decía a mi madre que quería salir del país. Nunca fui patriótica, nunca quise aprender ucraniano. En mi región se habla ruso desde antes de la guerra. Nunca nadie tenía nada en contra del ucraniano, pero si tú en la zona ucraniana hablas ruso te pueden multar.

Al principio quería ir a EEUU, pero luego conocí un poco su cultura y decidí que esa no era la clase de gente con la que quería convivir.

Para mí el no ver nunca ha sido un obstáculo. Eso se lo debo a mi madre, ella siempre me motivó a hacer lo que quisiera insistiendo en que ser invidente no era un problema real. Así que por eso siempre he sido muy pasota. Claro, tienes problemas a la hora de desenvolverte como por ejemplo en Halloween. Me disfrazaron y no pude verme como había quedado, y tampoco podía ver las caras que ponían los demás al verme. Lo más gracioso es que gastamos sólo 7€ en el disfraz ¡ah! ¡Y la sangre y el hacha!

MMSS: Deduzco que tu madre debe ser una persona increíble. El tener una hija invidente y no sobreprotegerla es algo que no se encuentra fácilmente.

Valeria: A mí me da mucha pena de la gente que no se lleva bien con su madre porque para mí mi madre siempre ha sido una amiga. Tenemos mucha confianza. La verdad es que de mi madre no me quejo para nada.

MMSS: ¿Cómo os conocisteis Emil y tú?

Valeria: Nos conocimos en una conferencia de Skype. Una compañera mía de Valencia organiza conferencias entre  gente invidente y no invidente de todo el mundo. !Algunas veces había hasta 25 ó 30 personas! Era el 2 de mayo de 2014. Me metí en el chat y había un chico nuevo. Miré su nickname y me llamó la atención. Me dijo que estaba en época de exámenes y por eso no me contestaba rápidamente. Concertamos una llamada porque quería escuchar su voz. Cuando la escuché pensé: ¡qué voz tan bonita! Seguimos hablando y hablando durante meses en plan amistoso. Todo fue muy natural. Estuvimos un año en la distancia. Lo más gracioso es que yo le agregué a Skype un 2 de mayo a las 19h 19min y 19 segundos.

MMSS: Cuando le dijiste a tu madre que te ibas a venir a España, ¿cómo reaccionó?

Valeria: Yo se lo dije cuando Emil y yo ya llevábamos un año en la distancia. Mi madre me dijo que le parecía muy bien, pero que necesitaba conocerle. Se lo comenté a él y en cuanto pudo vino a Ucrania, en noviembre de 2015. Estuvo tres meses.

Emil: Yo encantado, me trataron como un rey. Llegué y me sentí como si hubiera estado allí toda la vida.  Me trataron como un hijo o mejor. Queremos volver pero no podemos por sus papeles. Al ser refugiada, hasta que no esté 100% legal, no puede volver a su país de origen. Te quitan el pasaporte y te dan una tarjeta roja. Una vez se resuelve eso te dan una residencia. Luego pides la nacionalidad y entonces ya puedes volver.

INVIDENTE

Al hilo de su relación con su madre, terminamos hablando de las condiciones en las que viven las personas invidentes tanto en España como en Ucrania. Valeria nos cuenta que conoce bastantes ciegos aquí en España y la mayoría no aprovecha sus recursos. Según ella, la ONCE les ofrece muchas oportunidades para poder trabajar y hacer muchas cosas, pero la gente no quiere hacer nada.

Valeria: Conozco a una chica que me dice que ella cobra su contributiva, entra y sale como le da la gana y con eso ya es feliz. Ella no quiere trabajar. Se conforma con lo que tiene.

MMSS: ¿Cómo viven los ciegos en Ucrania?

Valeria: Un ciego en Ucrania puede estudiar pero es muy sacrificado. Después la mayoría trabajan en sótanos, haciendo enchufes o algún detalle para bombillas. No lo sé exactamente porque en esas cosas no me he metido. Yo mientras estudiaba trabajaba como profesora de inglés en una escuela online para discapacitados de todas las edades. También era voluntaria en la escuela infantil. A mí me encantan los niños. ¡Son tan graciosos! Yo estaba súper feliz. A mí me gusta tratar a los niños como adultos. Se abren mejor y tienen más confianza contigo. Aquí en España es tan complicado trabajar con niños…Empecé a trabajar con 21 años.

Hay una clínica de cirugía estética en Rusia muy avanzada que ha conseguido hacer un ojo con células de personas muertas y que es compatible con todo el organismo. Lo está experimentando pero necesitan tiempo, años, Yo la verdad es que admiro mucho a este doctor, Ernst Muldashev. Mientras yo estaba en la clínica cuántos niños he visto que llegaron sin ver nada y salían viendo bien.

A mí me pasa una cosa muy curiosa. Yo veo en los sueños. También a veces creo que soy bipolar, porque algunas veces tengo frío en la parte izquierda de mi cuerpo y calor en la parte derecha.

MMSS: ¿Cómo puedes usar el ordenador?

Valeria: Con un lector de pantalla.

MMSS: ¿Me lo enseñas? Yo es que no he conocido nunca antes a una persona invidente.

Valeria: Sí.

Valeria me enseña cómo utiliza ella el lector de pantalla y no puedo evitar soltar una carcajada porque va a velocidad súper rápida. ¡Al principio creía que era ruso! Lo tiene así configurado, dice, porque si no se aburre. Su cerebro va igual de rápido.

Emil: la verdad es que yo todas estas cosas no las conocía hasta que la conocí a ella. Me resultó muy curioso.

Valeria: yo me quejo mucho porque yo soy una freaky de los juegos y hay muy pocos audio-juegos para ciegos que sean interesantes y son todos de pago. Pueden costar hasta 50€. Pero claro, yo entiendo a los proveedores porque ellos son también ciegos, y les cuesta mucho trabajo desarrollarlos.

Valeria y Emil me muestran un audio-juego en vivo y en directo. Reduce la velocidad del lector de pantalla y me sumerjo en una historia épica cuyo escenario y personajes puedo imaginarme a mi antojo. Claramente siento cómo estos audio-juegos te transportan a otro mundo.

MMSS: ¿Entonces te gustan los audio-libros también?

Valeria: Pues depende cómo esté hecho. Si es muy monótono, no, pero si tiene diferentes voces, entonces sí. Por ejemplo ahora Emil y yo estamos leyendo Harry Potter. Yo estaba viendo la película, con la descripción en audio en ruso y en español, y le propuse el libro a Emil. Estaba muy bien hecho, un solo hombre imitaba todas las voces. Cuando terminamos el primero buscamos el segundo pero no lo encontramos.